El aguacate Hass abre apetito de inversionistas

Colombia se roba las miradas internacionales esta semana al ser el país anfitrión del Congreso Mundial de Aguacate, el cual ha servido para concentrar en un solo lugar el conocimiento, la experiencia y los negocios de esta agroindustria.

Esta vitrina ha servido para exhibir la creciente proyección que tendrá este producto en los próximos años, propósito detrás del cual están empresarios colombianos, peruanos y mexicanos.

Fernando García, vicepresidente de Operaciones de la comercializadora Mission, en México, sostuvo que Colombia tiene un gran potencial de expansión para abastecer el mercado europeo.

“La idea de nuestra compañía es instalarse en Colombia, hoy tenemos una sociedad con Cartama y queremos crecerla. Nos llaman la atención algunas zonas de Risaralda y Antioquia”, dijo el empresario.

Esta compañía que espera comercializar este año la cifra récord de 20 millones de cajas de aguacate Hass en Estados Unidos, Canadá, Japón, China y Europa, señaló que una de las carencias que tiene Colombia es infraestructura vial.

Ricardo Uribe, gerente de Cartama, confirmó que tiene una alianza estratégica con Mission para ejecutar un plan de expansión el próximo año. “Es una idea ambiciosa: adquirir 1.500 hectáreas en la cordillera Central para sembrarlas en aguacate Hass”.

En la actualidad esta empresa colombiana tiene 2.700 hectáreas cultivadas en Antioquia, Caldas y Risaralda, donde genera 500 puestos de trabajo directos y 170 indirectos.

Peruanos quieren invertir

Deming Jair Giraldo, administrador de Operaciones de Camposol en Colombia, expresó el interés de esta empresa peruana por expandir sus actividades en el Eje Cafetero.

Con dos años en el país, esta compañía ya tiene 1.400 hectáreas en Caldas, Quindío y Valle del Cauca, donde genera 900 empleos. La proyección es llegar a 4.000 hectáreas en 2021.

El empresario explicó que una de las tareas que no pueden olvidar los empresarios interesados en establecer en Colombia es acercarse a las autoridades ambientales (Corporaciones Autónomas Regionales), dado que en las zonas rurales hay muchas restricciones y con frecuencia se cometen errores en la adquisición de predios.

“La gente vende el terreno y ocurre que cuando se empieza a montar el sembrado, la autoridad hace reparos porque en la zona hay una reserva forestal o fuentes de abastecimiento de agua para una vereda o un pueblo. Nos ocurrió en Villamaría, Caldas”, comentó Giraldo.

Congreso de elite

La agenda académica del evento global que se clausura hoy en Plaza Mayor, Medellín, ha servido para llamar la atención del mundo aguacatero sobre las posibilidades y oportunidades que ofrece Colombia para esta agroindustria.

Juan David Mondragón, presidente del comité directivo del Congreso Mundial de Aguacate, resaltó la respuesta de los productores, comercializadores y proveedores de insumos a este encuentro que se celebra cada cuatro años.

“Tenemos las empresas más grandes de este negocio en Medellín, participantes de 48 países y unas 3.700 personas ingresando al recinto”, destacó Mondragón, quien aseguró que las grandes novedad de este año estuvieron en los aspectos de drones, biogenética, control de enfermedades y marketing (ver Opinión).

En ese contexto, el investigador de fitotecnia de la Universidad Chapingo de México, Alejandro Barrientos-Priego, llamó la atención de los productores colombianos sobre las variedades de aguacate que usan para hacer cruces o injertos, pues a su juicio hay riesgo de que las plantaciones sean contaminadas por enfermedades producidas por hongos (cáncer de tallo).

“Entiendo que en Colombia hay cultivos en los que hasta el 50 % de las plantas pueden tener problema en raíces y cáncer en los tallos, pero Agrosavia tiene trabajo adelantado para prevenir estos males”, mencionó.

En la jornada final del Congreso Mundial de Aguacate uno de los momentos que tendrá la expectativa de los participantes tiene que ver con la sede de 2023, que se disputan Nueva Zelanda, México y Kenia.

Jen Scoular, presidente de New Zealand Avocado, manifestó que su país deberá obtener ese privilegio, pues dispone de la infraestructura adecuada, espacios abiertos y toda la disposición para realizar la reunión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *